13/5/12

Everybody knows

Anoche me seducía en la atmósfera de Exótica de Atom Egoyan; mientras Mia Kirshner, en la pantalla, seducía a su público del club que da nombre a la película. Vestida de colegiala bailaba Everybody knows de Leonard Cohen, muy apropiada para los acontecimientos que sucedían en ese momento fuera de la pantalla, en las plazas de “nuestras” ciudades.

La danza del erotismo en la película curaba heridas de vida incurables y hacía latente el deseo; pero más que nunca todos saben que el barco se está hundiendo, todos saben que el capitán mintió […] todos saben que esto está podrido.