18/8/11

Que no bailen

Gracias a Álvaro Roldán, que me recuerda este apropiado pasaje de Federico García Lorca en Poeta en Nueva York, cuando se cumplen 75 años de su asesinato y en un día donde los medios no dejan de enseñar imágenes tan surrealistas como las del poeta.
¡Que no baile el Papa! ¡No, que no baile el Papa! Ni el Rey, ni el millonario de dientes azules, ni las bailarinas secas de las catedrales, ni constructores, ni esmeraldas, ni locos, ni sodomitas. […] Que ya las cobras silbarán por los últimos pisos, que ya las ortigas estremecerán patios y terrazas, que ya la Bolsa será una pirámide de musgo

2 comentarios:

pacopi dijo...

No sé si incluye baile. En todo he llegado con unos amigos a la conclusión de que lo del Papa es una "performance" que daría risa, si no diera miedo.

Ana dijo...

Da miedo, es cierto, pero desde la otra orilla siempre se puede gritar aquello de "¡DANZAD MALDITOS DANZAD!", aunque el musgo alcance a todos.

Un abrazo