27/3/11

Colada extra

Tuvo cuidado de levantarse
con el pie derecho, no vaya a ser,
y fue.

En domingo mete sus sucias palabras
a la lavadora, también la chaqueta,
pero la obra de rehabilitación de fachada

OBLIGA
a extenderlas adentro,
la primavera no las ventila.

Lo peor es no saber cuando
las recoge, las plega y las guarda
o las dona, no quiere malgastarlas.

O mejor las tira,
aunque limpias
las tira.

3/3/11

El verbo

En el principio fue el sustantivo. No había verbos. Nadie decía “voy a la casa”. Decía simplemente “casa” y la casa venía a él. Nadie decía “te amo”. Decía simplemente “amor” y uno simplemente amaba. En el principio era mejor.
Isidoro Blastein, Por favor, sea breve, Páginas de espuma