30/6/04

La Importancia del Contexto

Javier habló un par de veces sobre sexo y bibliotecas, pero últimamente me han ocurrido algunas experiencias que tienen que ver con las conversaciones que el bibliotecario y el usuario mantienen, de ahí que me haga pensar en que la importancia del contexto la notamos cuando queremos sacar las cosas de contexto, valga la redundancia. Menos mal que los hechos sucedieron estando acogidos por la "sagrada" casa de los libros.

Escena 1:
    (A modo de acotación: los usuarios de esta biblioteca universitaria necesitan de un carnet específico para entrar y salir de ella)

    USUARIO: ¡Perdona! Es que no sé por qué pero esto no funciona (señala la tarjeta)
    BIBLIOTECARIA: ¿Has probado varias veces?
    USUARIO: Sí, el otro día me pasó igual
    BIBLIOTECARIA: (Mano izquierda apoyada en el mostrador, mano derecha en postura de resignación) ¿Pero tú estás seguro que la metes bien?
    USUARIO: Pues claro mujer, muy bien, por el agujerito, si además la he estado metiendo todos los días y me ha ido bien, pero ahora no funciona.
    BIBLIOTECARIA2: (Mira al muchacho, mira a su compañera y los tres rompen en carcajadas)

Escena 2:
    (Entra con ademanes decididos a la biblioteca se dirige a la bibliotecaria y dice)

    USUARIO: ¡Mira!, qué sea la última vez que me dejas a medias, por lo menos podías haberme dicho desde el principio que continuaba.

    (El libro en cuestión es una saga de varios libros de Jean M. Auel iniciada con El Clan del Oso Cavernario).


Escena 3:

    (En el pueblo dónde vivo, hay un término local utilizado por las mujeres, sobre todo, y dirigido a gente más joven, sea hombre o mujer, este término es AMANTE, y si reproduzco el habla local “mante”)

    USUARIA: Hay amante dame alguna cosica que me guste, es que este último que me has dao no me he enterao de .
    BIBLIOTECARIA: ¿Pero a usted qué tipo le gusta?
    USUARIA: Mujer, lo que tú quieras, ¿algo de amor y lujo tienes? ¿y no me lo podrías dejar más tiempo de los quince días, así sin que te vean?


Escena 4:

    Bibliotecaria atendiendo a usuarios, la biblioteca está llena y un grupo de muchachos entre 17-19 años está esperando para que ésta les haga las fotocopias. La bibliotecaria viendo que lo que querían era fotocopias, sin más se da la vuelta, los mira y les dice frotándose las manos:

    BIBLIOTECARIA: A ver muchachos, ¿qué queréis que os haga?
    USUARIOS: (Se miran entre sí y empiezan a reír)
    BIBLIOTECARIA: (Siguiendo el juego) Podéis pedir algo que esté en mis manos y, por supuesto, que sea honrado.
    USUARIOS: (Sin poder parar de reír) Hoy sólo de la página 2 a la 10.


He aquí ejemplos de lo que dan de sí las relaciones orales bibliotecarios y usuarios, y por supuesto, de la importancia del contexto.

No hay comentarios: