30/4/04

Buenas Intenciones II. Política Social

Resumir brevemente las pautas de política social descritas en las anteriormente comentadas Pautas Pulman es tarea ardua, teniendo en cuenta la cantidad de registros sociales a los que pretende acceder. Las intervenciones en este sentido se amplían a los siguientes ámbitos:

    1. Integración Social: nacidas con el fin de paliar factores de riesgo que pueden desarrollar la marginación social. Estas pautas están encaminadas a discapacitados, niños y adolescentes, tercera edad, desempleados, drogadictos, personas sin hogar, refugiados, presos, inmigrantes, minorías étnicas y culturales, colectivos con alto índice de abandono de estudios, habitantes de zonas rurales. La mayoría de los colectivos, por debajo del nivel de pobreza.

    Para que este factor integrador tenga éxito aparte de planes de actuación lógicos (bibliotecas móviles, bibliotecas multiculturales,…) se necesita la ayuda de las instituciones educativas: asegurando en sus programas asignaturas de integración social en bibliotecas públicas; de centros de investigación que detallen y evalúen la situación en las bibliotecas por tipología de grupos de exclusión; y, por supuesto, del personal de la biblioteca, que necesitan recibir una formación continuada que les haga mostrarse sensibles a la diversidad social y cultural.
    2. Participación ciudadana en nuevas formas de gobierno cívico: se pone de relieve aquí el valor de la biblioteca en la promoción de la vida ciudadana, apoyando valores democráticos y la participación social y política, incitando a la participación real mediante el uso de la información y la consulta. Siguiendo las coordenadas marcadas por el Plan de Acción para una Europa electrónica.

    3. Acceso y servicios para personas con discapacidades físicas y sensoriales o con dificultades de lectura: estas pautas se dividen en cuatro áreas fundamentales de actuación: acceso físico (eliminación de barreras arquitectónicas, acceso a mostradores o terminales de consulta…); accesibilidad intelectual (existencia de materiales en formatos alternativos, software específicos…); formación del personal bibliotecario para atender las necesidades de dicho colectivo, unido a la cooperación en este ámbito con otras entidades. Para la buena consecución de estas directrices se establecieron las Pautas de Iniciativas de Accesibilidad a la Red (WAI), dentro de lo que son la adaptación a nuevas tecnologías, pero en países más desfavorecidos se observan prácticas que se pueden tomar en consideración, por ejemplo, en Colombia se planeó el proyecto Préstanos tus ojos, donde colaboran, aproximadamente, 170 personas voluntarias que se ofrecen como lectores a invidentes.

    4. Servicios de Biblioteca Pública para niños y centros de enseñanza: una de las características de las bibliotecas públicas más importante es favorecer el desarrollo intelectual y emocional de los más jóvenes. La colaboración en este sentido, de padres y centros escolares forma junto con la biblioteca el triángulo perfecto de motivación intelectual.

    5. Servicios de Biblioteca Pública en Apoyo de la Educación en la Vida Adulta: basadas en el conocimiento de las nuevas tecnologías y la formación a distancia, sobre todo en lo que respecta al e-Learning.

    6. Asesoramiento a empresas y oportunidades de negocio: se describe aquí el apoyo que las bibliotecas pueden prestar al sector empresarial, tanto por métodos digitales como convencionales. Estas pautas van desde búsquedas de bibliografía técnica, comprobaciones de solvencia, búsquedas de licitaciones, informes de empresas, listas de clientes, formación del personal de la empresa en uso de bases de datos, etc.

    7. Acceso a contenidos culturales diversos e información a la comunidad: mediante contenidos digitales, uso de Internet relacionado con los recursos culturales, cooperación con otras instituciones, dando especial importancia al apartado de Digitalización. Hay dos programas específicos en este sentido en Europa: Cultura 2000 y eContent.


La descripción de estas pautas sociológicas, no sólo están compuestas por líneas de actuación, ámbitos en los que se desarrollan y papel de las bibliotecas en los puntos descritos, sino que además están seguidas por ejemplos de buenas pautas en algunos países de la Comunidad Europea. Resulta curioso que de todos ellos, en ninguno de sus apartados, se haga referencia a España, las cosas están cambiando, pero ¿a qué ritmo?.

No hay comentarios: