13/2/04

Las Bibliotecas en la Literatura Infantil

Todos sabemos perfectamente el papel de fomento a la lectura que deben jugar las bibliotecas, pero también del valor que juegan las mismas bibliotecas, del valor que encierran como símbolo por sí mismas. Teniendo en cuenta esto, busqué en la base de datos de la biblioteca donde trabajo, los cuentos o revistas infantiles que promulgaban este valor.

Paso a comentar y analizar algunos títulos porque la verdad no tienen desperdicio:

El Secuestro de la Bibliotecaria de Margaret Mahy
En este cuento una bella bibliotecaria es raptada por unos malvados bandidos, con la única esperanza de que el ayuntamiento pague el rescate ya que saben que la biblioteca no funcionará bien sin su apreciada bibliotecaria. Lo que no sabían los bandidos es que la bibliotecaria estaba infectada de un peligroso virus, en esa época no informático, sino más tradicional, el sarampión. Claro está, dicho virus es contagiado a todos los bandidos y sólo puede curarse con el Diccionario práctico de medicina familiar, que casualmente está en la biblioteca. Los bandidos deciden soltar a la bibliotecaria para que vaya a por él a la biblioteca pero con la condición de que vuelva a curarlos. Eso hace, pero además de curarlos les lee libros. Con lo cual quedan enfermos para siempre del mal de la lectura, además la bibliotecaria acaba casándose con el jefe de los bandidos. (MUY RECOMENDABLE TIENE PASAJES CON LA POLICÍA QUE NO TIENEN DESPERDICIO)

¿Quién ha incendiado la biblioteca? De Ana Lavatelli
En Madrid en la Calle Perros y Gatos hay una biblioteca en la que a pesar de lo que podríamos pensar va gente, gracias al esfuerzo de su bibliotecaria, esta vez no tan bella. En este activo lugar ocurre una gran desgracia, la biblioteca se incendia y curiosamente se han quemado sólo los más viejos, los que casi nadie leía, además el fichero está intacto (de la que se ha librado eso sí hubiera sido malo). Los libros viejos salvaron a los jóvenes. (¿REFERENCIA OCULTA AL EXPURGO?).
Curiosamente el inquisidor que mandó a la hoguera a los libros es el propietario de una sala de juegos que veía como la biblioteca le estaba quitando clientela.

Por cierto, uno de los personajes también tiene sarampión.

El monstruo y la bibliotecaria de Alfredo Gómez Cerdá.
Cuenta la historia de un monstruo llamado Monstruo de Albacete, muy caluroso y muy solo, que decide pasar los días de calor dentro del aparato de aire acondicionado de una biblioteca de Albacete y alimentarse de los bocadillos de queso manchego de la bibliotecaria. Cuando ésta ante los extraños sucesos que ocurren en la biblioteca lo descubre decide contratarlo para amenizar sus sesiones de animación a la lectura, ante la expectación de sus jóvenes oyentes, de esta manera la biblioteca se llena de niños y el monstruo no sólo no pasa calor sino que pasa a estar siempre acompañado.

Ah¡ Ni este monstruo ni la bibliotecaria tienen sarampión.

Cómo vemos, se repiten algunos tópicos, una bibliotecaria siempre mujer y siempre con gafas (cuando salen hombres no acaban muy bien parados) y un malo que se arrepiente de ser malo cuando empieza a leer. ¿Alguien da más?

LIBROS COMENTADOS:

- MAHY, Margaret, El secuestro de la bibliotecaria, Madrid, Altea, 1983.
- LAVATELLI, Ana, ¿Quién ha incendiado la biblioteca?, Madrid, Mondadori, 1987
- GÓMEZ CERDÁ, Alfredo, El Monstruo y la bibliotecaria, Madrid, Noguer, 1991

OTROS TÍTULOS:

- BORSANI, Ambrosio, Duelo en la biblioteca, Madrid, Mondadori, 1989.
- GONZÁLEZ SUÁREZ, Eduardo, Un trasgo risueño en la biblioteca, Madrid, Mondadori, 1989.
- BUHIGAS, Mª Fernanda, Huelga en la biblioteca, Madrid, Montena, 1988.
- Leo Leo. La biblioteca embrujada, Madrid, SM, 1993

No hay comentarios: