26/1/04

El Séptimo Día

Prácticamente no leo los periódicos, excepto los domingos. Siempre que puedo, cumplo el mismo ritual. El 'Día del Señor', me levanto a la hora que me place, que siempre depende de la turka o del revolcón de la noche anterior, me ducho y salgo a la calle en busca de EL PAIS. Vuelvo a casa, preparo un desayuno ligero y empiezo a deshacer los suplementos del diario: por un lado 'El País Semanal' (EP[S]), por otro el de 'Negocios', el cuadernillo 'Domingo', etc.

De 'El País Semanal' pocas cosas valen la pena, así que empiezo por la última hoja que siempre corresponde a Maitena me sonrío y así hojeo el resto con más ganas, hasta el punto de encontrar cosas interesantes, como esta de hace dos semanas:
| Reportaje [04]. Internet Cambió su Vida. Por Daniel Rodríguez.
Entre otros, aparece Pedro Pereira, monje benedictino de 50 años del monasterio de Samos, en la provincia de Lugo. El padre Pedro, es el encargado de digitalizar los 50.000 volúmenes de la biblioteca, que incluye manuscritos del siglo VIII, y afirma "En el monasterio hemos cambiado el scriptorium, donde se copiaban libros a mano, por ordenadores". Me plasmo mentalmente las dos imágenes, scriptorium y sala de computadoras, y sólo de pensarlo, un escalofrío me recorre el cuerpo.

Me gusta saber como va el mercado laboral, así que me repaso las ofertas de trabajo del suplemento 'Negocios" y el resto lo leo rápidamente y por encima. Pero mira por donde encuentro una nota que vale la pena leer. En este caso la edición es de ayer:

| Correos Electrónicos sin Respuesta. Por Josep M. Sarriegui
Resulta que un estudio de Netydea, firma especializada en aprovechamiento de la Red para servicios empresariales, demuestra que más de un tercio de los mensajes enviados por correo electrónico a empresas que incluyen un buzón electrónico de atención al cliente en su página web, no encuentran contestación. Otro dato importante del estudio es que, de los que sí respondieron, más de la mitad no cubrieron las expectativas del solicitante. Además, y esto lo anoto para echar más madera al fuego, el 37% de las contestaciones incluía faltas ortográficas o gramaticales. Un segundo escalofrío, me recorre el cuerpo, en este caso, acompañado de angustia.

El próximo domingo, bajaré a buscar el periódico en pijama y sin duchar, así dependiendo de lo que lea, me podré meter en la cama otra vez de forma fácil, y olvidarme un rato más del mundo.

No hay comentarios: